Diferenciar el marfil original de las falsificaciones. Valoración de un objeto de marfil antiguo

4-Dec-2017

ANTECEDENTES

Si se comprueba en varios animales como el narval, hipopótamo, morsa, ballena o jabalí, son los colmillos de elefante que fueron más explotadas. Antes de la llegada del plástico, el marfil se utilizaba para hacer los objetos cotidianos (peines, esculturas, botones, mangos de cuberterías, joyas). Pero el uso excesivo de este material ha animado a la caza furtiva y amenazado la supervivencia de algunas especies animales. Es por eso que la Convención de Washington de 1973 (CITES) ha enmarcado el comercio de marfil. Ahora, el marfil se puede vender solamente si se prueba que son anteriores a 1976. Esto significa que su venta no está prohibida en antigüedades y en objetos modernos tendrá que ir acompañada de un certificado que acredite su adquisición antes de la fecha de inicio de la protección.

 

IMITACIONES DEL MARFIL

Aparte de estas consideraciones contextuales, hay que señalar que el marfil es un material valioso y caro que a menudo se ha copiado. Se puede confundir con el hueso, marfil el tagua (marfil vegetal) y algunos plásticos.  El aspecto general del marfil tiene un aspecto cremoso y un tanto brillante. En este punto, se diferencia de la médula que es ligeramente más apagado. Es un material natural y por lo tanto desigual. Si nos fijamos en el objeto de cerca (con una lupa, por ejemplo), se apreciarán venas irregulares.

El marfil se compone de polvo de marfil y resina, tiene la apariencia de marfil, PERO NO PRESENTA RAYAS. Si EN LA SUPERFÍCIE NO PRESENTA NINGUNA FISURA NI GRIETA NI DIBUJO está frente a una imitación.

El color natural del marfil no es el blanco inmaculado. El marfil tiene un ligero tinte amarillo. Sin embargo, con el tiempo, con el uso, los objetos de marfil ganan en blancura. Esto puede diferenciar pátina de marfil hueso. De hecho, el hueso reacciona inversamente: su color blanco muy natural muestra su pátina amarilla con el tiempo.

 

 

 

 

ANALIZAR Y VALORAR UNA PIEZA DE MARFIL

Para examinar el marfil, hay que tocarlo. A diferencia del hueso que tiene una textura un poco áspera, la del marfil es completamente lisa y sedosa.

Otra característica del marfil es su alta densidad. Los objetos tallados en este material son particularmente pesados. Para dar una idea exacta, se puede tomar como referencia el peso de una bola de billar. Durante mucho tiempo se han hecho de marfil. Y a pesar de que hoy en día se hacen  de forma industrial, en plástico duro (celuloide), es una buena referencia que debe tenerse en cuenta.

 

Si requiere de una valoración sobre algún objeto de marfil antiguo, nuestro equipo de expertos en tasación de antigüedades se encargará de atenderle con la máxima profesionalidad y garantías. Póngase en CONTACTO aquí.

Please reload

Recent Posts

October 14, 2019

Please reload

Archive